Latinoamérica: ¿Qué esperar de la Cumbre CELAC-UE?

Durante este fin de semana, Santiago será sede de uno de los eventos internacionales más grandes realizados en Chile: la Cumbre Empresarial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños – Unión Europea (CELAC-UE). En ella se encontrará un nutrido número de altos ejecutivos de Latinoamérica, el Caribe y Europa, junto con buena parte de los líderes políticos de los países que conforman estas regiones. La reunión, que se hace cada dos años, tendrá como tema central las “inversiones para el crecimiento económico, la inclusión social y la sustentabilidad ambiental”.

La cumbre congregará a cerca de 300 empresarios en torno a una agenda que tiene como objetivo fortalecer las relaciones entre las empresas de ambas regiones. En específico, se busca avanzar en la profundización de las relaciones comerciales e inversiones bi-regionales y en la construcción de una alianza estratégica para el desarrollo sustentable. América Latina y el Caribe (ALC) revisarán su relación con la Unión Europea (UE) sobre la base de un contexto de alto grado de incertidumbre en cuanto a su situación económica y financiera y se buscará que el crecimiento económico de América Latina sea una oportunidad para la cooperación entre ambos bloques para así contribuir en la superación de la crisis de la Zona Euro.

En la última década se han visto varios cambios en las relaciones económicas entre ambas regiones. En cuanto a las Inversiones Extranjeras Directas (IED), la UE es el principal inversionista de ALC con un 40% del total en los años 2006-2010, promediando US$ 30 mil millones al año. Sin embargo, la relevancia de las IED de la UE ha ido disminuyendo, especialmente en el caso chileno. En los años 2000-2005 la UE representaba casi el 43% del total y para el caso chileno, desde un 52% en esos años cayó a ser un 36% del total entre 2006-2010. En los últimos años el origen de la IED en Chile se centra más en otros países fuera de la UE, con excepción a España que sigue siendo un importante inversionista.

Es importante de destacar que las IED son importantes para la economía chilena pues representan más del 3% del PIB en comparación con, por ejemplo, Argentina o Brasil que representa menos de un 1%.

A pesar de la menor relevancia para el comercio internacional chileno, el problema de crecimiento europeo afecta de igual manera a través de otros mecanismos de transmisión como lo son el tipo de cambio y el comercio potencial. También es importante destacar el hecho de que Chile es un país altamente dependiente del comercio exterior (62% del PIB) con un muy alto nivel de apertura comercial, lo que significa que es sensible a cualquier disturbio de la economía global.

..

Publicado originalmente en Libertad y Desarrollo Chile, el 25 de enero de 2013.