Guatemala: Prevén crisis para cubrir gasto público

De forma anticipada se anunció que el Gobierno no lograría cubrir sus necesidades de gasto sin la aprobación de los préstamos incluidos en el Presupuesto. Al empezar a cruzar el umbral del segundo cuatrimestre del año, el desgaste de la caja disponible del Estado comenzó a evidenciar que los fondos son insuficientes. Los economistas, sin ánimo de caer en una trillada frase, califican este desajuste fiscal como una “crónica de un problema anunciado”.

De acuerdo con los analistas consultados, este desfase es el resultado de la ausencia de los personajes para hacer un cabildeo político para aprobar los préstamos para financiar el Presupuesto de 2013. “Ahora las finanzas están bajo un estrés. Los ingresos fueron sobrestimados”, señalan.

Lo que se ve es un recorte que se había previsto en el gasto, dice Jonathan Menkos, director del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), al indicar que Guatemala sigue siendo el país con menos ingresos fiscales y mayor desigualdad en América Latina.

 

Ajustes quincenales

 

Menkos afirmó que pocas veces se ha observado que el gasto de Gobierno se ajuste a proyecciones quincenales. “Es una crisis de la política fiscal”, explicó, al argumentar que se creó una expectativa favorable y un escenario optimista con los resultados esperados en la recaudación de este año.

La preocupación es sobre el gasto que se puede priorizar para este año ante el ajuste fiscal que el Ministerio de Finanzas Públicas está haciendo. “No se sabe qué destino tiene el gasto. Hay necesidades en salud, educación y no se sabe”, manifestó.

Hace dos semanas, la Superintendencia de Administración Tributaria, con un aire positivo, expresó que la meta fiscal de Q49.1 millardos se cumplirá al cierre del Ejercicio Fiscal 2013.

 

Contención

 

No obstante, Mario Alberto García Lara, de la Fundación 20-20, señala que el Gobierno conocía las fuentes de financiamiento para el presupuesto de este año, pero “hay un enredo político”, que no deja priorizar al Ejecutivo el gasto que debe ser financiado con recursos provenientes de préstamos y el endeudamiento adicional de Q3.5 millardos provenientes de Bonos del Tesoro para el pago de deuda comprometida.

Es un arte administrar los escasos recursos, advierte Pedro Prado, consultor de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), al comentar que la actual administración debió advertir el problema de la falta de recursos y realizar recortes que no afecten el gasto social o imprescindible para el funcionamiento de los ministerios.

Menkos afirma “que pocas veces se ha visto un problema fiscal como el que se ha generado en la administración actual”, y agrega: “La preocupación es que se prioriza”, dijo al reconocer que las estimaciones de ingresos fiscales fueron superiores a una proyección cercana a los Q48 millardos que se previeron, sin incluir las exoneraciones fiscales aprobadas por el Ejecutivo.

Uno de los problemas es la sobrestimación de los ingresos tributarios, sin la aprobación de los préstamos para el apoyo presupuestario se genera una crisis, aunque no fiscal, pero sí de cobertura de gastos, afirma García Lara.

 

Propuestas

 

Para Menkos y García Lara, el Ejecutivo debería prever que este año los ingresos tributarios fueron sobrestimados, y que para 2014 la proyección debería ser menos optimista, es decir, no proyectar más de Q50 millardos de recursos provenientes de impuestos. Adicionalmente, se debe aprobar las leyes de transparencia para garantizar la calidad del gasto.

Además, advirtieron que este año la baja inversión en infraestructura y gasto social pueden traer algunos problemas de ingobernabilidad, estos generados por incumplimiento de compromisos con programas prioritarios de salud, educación y seguridad.

 

..

Publicado originalmente El Periódico (Guatemala), el 22 de agosto de 2013