Económico: Paraguay: Moderadas Perspectivas Económicas con Desafíos en el Desarrollo Social e Institucional

Economía al Instante N° Nº 757, de Libertad y Desarrollo

 

Paraguay se ha vuelto una de las economías más pujantes de la región, registrando un crecimiento récord durante el año pasado. Se espera que, a pesar de moderarse, siga siendo alto gracias a la alta demanda por sus commodities. Sin embargo, el país presenta desafíos en su desarrollo social -por los altos índices de pobreza que aún se mantienen- y también en sus instituciones -reconocidas débiles internacionalmente y con altos índices de corrupción-. Con un nuevo gobierno asumido en 2013 y una reforma tributaria que afecta directamente al principal motor de su economía, el agropecuario, se deberá esperar para ver si suceden mayores cambios con respecto a ambos desafíos, de manera que la economía se vuelva menos volátil. A continuación, se analizarán los principales indicadores económicos de la nación guaraní.

 

Evolución Económica

El PIB de Paraguay se ha caracterizado por tener una relativa volatilidad en los últimos años, debido principalmente a la dependencia de su economía en los commodities. Durante 2012, de acuerdo a cifras del Fondo Monetario Internacional, la economía paraguaya se contrajo en 1,2%, lo que contrasta fuertemente con el repunte que tuvo en 2013, año en que la economía creció en un impresionante 13%. Las proyecciones existentes para el país sostienen que en los siguientes años el país seguirá creciendo, pero no al mismo ritmo que el año pasado: durante 2014 el PIB se expandirá en 4,8%, mientras que en 2015 se espera que lo haga en 4,5%.

Con respecto a la tasa de política monetaria fijada por el Banco Central de Paraguay, ésta actualmente se encuentra en 6,75%, nivel que se mantiene desde marzo de este año. La anterior tasa, que estuvo vigente entre enero y febrero del presente año, fue de 6,5%. En los últimos diez años se aprecia una gran variabilidad en los valores de la tasa, la que ha fluctuado entre 0,28% registrado en 2010 (año en que, junto a 2009, estuvo marcado por tasas bajas para impulsar la economía ante el mal escenario internacional) y 11% registrado en 2007.

El país guaraní ha enfrentado períodos de alta inflación en el pasado. Sobrepasó una variación de 12% anual en los precios al consumidor en 2006 (lo que gatilló las altas tasas de interés que se registraron en 2007). Sin embargo, durante el año pasado se registró un cambio en los precios de 3,7% sobre el año anterior y para el presente año, y el próximo se espera que la variación sea de 5%, de acuerdo a las proyecciones del FMI.

La paridad entre el guaraní paraguayo (PYG) y el dólar estadounidense se ha mantenido relativamente estable en los últimos cuatro años, con un promedio de 4.302 guaraníes por dólar estadounidense. El promedio de abril fue de 4.430 guaraníes por USD, y el promedio de lo que va del año es de 4.500, impulsado mayormente por la depreciación temporal que sufrió la moneda paraguaya durante enero (4.627 guaraníes por USD) debida probablemente a la entrada en vigencia de la nueva reforma tributaria en el país.

Se proyecta que la demanda internacional para las exportaciones de commodities paraguayos aumentaría en un 7,8%, con respecto a 2013, y que las importaciones crezcan en un 5,8%. Cifras similares son esperadas para 2015, lo que evidencia el sostenido aumento que ha tenido el comercio paraguayo desde 2010. La cuenta corriente, en tanto, se prevé que sea este año un -0,9% del PIB (pasando a ser negativa desde el 1% registrado en 2013) y que para el próximo año se vuelva más negativa, proyectándose en -1,7% del PIB. Vale decir, además, que Paraguay tiene un alto déficit fiscal en torno al 5,1% del PIB.

La balanza comercial paraguaya registrará para este año un saldo positivo por US$ 2 billones, consistente con la tendencia histórica de saldo positivo de esta cuenta nacional. Para el próximo año se proyecta que la balanza marque US$ 2,3 billones. Para 2014 se espera que las exportaciones sean de 15,4 billones de dólares, en tanto que las importaciones se estima registren US$ 13,4 billones. Para el próximo año se proyecta que tanto las exportaciones como las importaciones sigan creciendo, para marcar US$ 16,4 y US$ 14,1 billones, respectivamente.

El desempleo en Paraguay, de acuerdo al FMI, fue de 5,4% durante 2013, y se proyecta que para 2014 y 2015 aumente levemente hasta un 5,5%. Estas cifras contrastan fuertemente con las cifras de pobreza que se analizarán a continuación, lo que evidencia las malas condiciones del mercado laboral del país guaraní.

Seguir leyendo