Latinoamérica: La caída del Muro: conmemorando las victorias contra el comunismo en el Día Mundial de la Libertad

Este próximo sábado 9 de noviembrecoincidirá con el 24o. aniversario de la caída del Muro de Berlín. Se trata de una fecha importante en la historia de la civilización humana. La exigencia del entonces presidente estadounidense Ronald Reagan («Presidente Gorbachov: derribe Usted este muro»), remite a una de las expresiones más memorables del último siglo. Reagan y Mikhail Gorbachov no solo eran protagonistas centrales en este drama humano; muchos perdieron la vida confrontando el expansionismo soviético en el centro y sur de lasAméricas, en Angola, en Afganistán, y en otros rincones del globo.

 

Cierto líder político e intelectual merece ser reconocido por ayudar a resaltar la importancia de esta fecha.

 

José María Aznar, ex primer ministro español, siempre se ha caracterizado por su compromiso con la libertad. En 1989, años antes de resultar elegido en 1996, creó un think tank –FAES, http://www.fundaes.es/es) con el objetivo de sembrar ideas de libertad en España.

 

Aznar fue tan generoso ayudando a promover esfuerzos en las Americas que, después de un evento en su fundación, a inicios de 2004, pregunté a su colega, Alberto Carnero -ex asesor nacional de seguridad y actual embajador en Austria– si acaso Aznar cobijaba algún tópico favorito con el que yo pudiese asistir. Carnero me respondió: «A él le gustaría celebrar con mayor énfasis las victorias logradas frente al comunismo, especialmente el 9 de noviembre». Pocos meses después, otro líder en el seno de los think tanks españoles, Vicente Boceta -antiguo director ejecutivo del Círculo de Empresarios de Madrid) me contactó bajo la misma premisa. Boceta no estaba al tanto del pedido de Aznar.

 

Ninguno de mis amigos españoles sabía que habían sido precedidos por Arnold Beichman, un estudioso admirable que, al igual que otras luminarias, trabajaba en The Hoover Institution (http://www.hoover.org/). En aquellos días de exultante libertad de 1989, contaba con 85 años. Nativo de Ucrania -y veterano educador y activista contra el comunismo-, Beichman alentó con éxito al presidente George W. Bush para declarar el 9 de noviembre como Día Mundial de la Libertad. Beichman era muy activo en el mundo de los think tanks. Fue uno de los fundadores del Consorcio de Estudios de Inteligencia (Consortium for the Study of Intelligence, http://www.strategycenter.org/about-the-nsic/csi/), en Washington, D.C. (en compañía de, entre otros, Antonin Scalia, Samuel Huntington, James Q. Wilson, yBob Pfaltzgraff) y ex vicepresidente de la Philadelphia Society (http://www.phillysoc.org/).

 

Al igual que mis amigos y maestros citados renglones arriba, existen numerosos jugadores valiosos que han confrontado los males del comunismo y que merecen ser reconocidos.  Hay también argumentos utilitaristas para conmemorar el Día Mundial de la Libertad. George Santayana nos advertia, «Aquellos que no pueden recordar el pasado, están condenados a repetirlo». Hoy día, incluso muchos jóvenes alemanes no conservan un recuerdo vívido de aquellos últimos días de comunismo.

 

Amén de recordar a aquellos que contribuyeron al debilitamiento de la ex Unión Soviética y ayudaron a fortalecer los cimientos de las sociedades libres, el 9 de noviembre es un día ideal para confeccionar un cuadro de situación. Uno de los primeros criterios para medir la libertad en cada nación -desarrollado por Freedom House (http://www.freedomhouse.org/) en 1973- se enfoca en los aspectos políticos de la libertad. Al momento de la caída del Muro de Berlín, Freedom House se ocupó de elaborar un listado de 68 países que carecían de libertad económica; hoy, esa lista se ha reducido a 47.

 

Las mediciones sobre libertad económica dieron inicio después de 1989.  En décadas recientes, el progreso en materia de libertad económica ha sido tenue. El índice elaborado por la Fundación Heritage (http://www.heritage.org/) en colaboración con el matutino The Wall Street Journal le da una nota de 5.96 sobre 10 a la libertad económica mundial en 2013. En 1995, el primer año en que se confeccionaron los ránkings, era 5.76. El Instituto Fraser (The Fraser Institute, http://www.fraserinstitute.org/) comprobó un progreso igualmente leve de 6.38 en 1995 a 6.87 en el 2011. Cercana a la fecha de la caída del Muro, la libertad económica mundial medida por Fraser era de 5.82. Los Estados Unidos de América califican peor en la actualidad que en 1989. En el índice de Heritage, laArgentina es uno de los países que más retrocedió: era el octavo país en libertad económica en 1996, y hoy se ubica en el puesto 160.

 

La expresión de Ronald Reagan que rezaba «La libertad nunca se encuentra más allá de una generación frente a su propia extinción»Â representa, claramente, un llamado a la acción. La lucha por la libertad necesita trascender la frontera de lo económico. En el campo de la investigación, LIBRE -un nuevo think tank argentino- busca apoyo para compilar el «Libro Negro del Terrorismo», a los efectos de complementar el influyente trabajo publicado por la Harvard University en 1999, «El Libro Negro del Comunismo»Â -libro al que le han dado forma numerosos autores, y que lista cien millones de muertes causadas por aquella ideología. Organizaciones tales como The Victims of Communism Memorial Foundation (la «Fundación en Homenaje a las Víctimas del Comunismo») pone el foco en el recuerdo permanente de las víctimas. La Human Rights Foundation (http://humanrightsfoundation.org/), por su parte -que defiende a las víctimas actuales de los gobiernos totalitarios- también merece la debida atención y un vigoroso apoyo.

 

Pero la conmemoración de este 9 de noviembre no trata necesaria y exclusivamente sobre el pasado. Corea del Norte y Cuba continúan oprimidos por el comunismo. Los ciudadanos de muchas otras naciones, especialmente aquellas con gobernantes que intentan imponer el socialismo del siglo XXI y otros modelos totalitarios, también anhelan celebrar su propio «día de la libertad». Gracias al estímulo del ex presidente Aznar y el desaparecido Arnold Beichman, los think tanks prestan especial atención a este día. Más aún: al continuar con sus esfuerzos de documentación, educación y defensa de los tesoros de la libertad, hacen una contribución positiva al desarrollo de la vida civilizada.

..
* El Dr. Alejandro A. Chafuén es miebro del comité de consejeros para The Center for Vision & Values, fideicomisario del Grove City College, y presidente de la Atlas Economic Research Foundation. Se ha desempeñado como fideicomisario del Fraser Institute desde 1991. Su cuenta en Twitter: http://twitter.com/Chafuen
* Traducción al español: Matías E. Ruiz. Publicado con permiso de Forbes Magazine,http://www.forbes.com/.